Jennifer Cañaveral es una colombiana que aunque tiene limitaciones físicas, su espíritu no conoce barrera.  

A los 9 meses de nacida sufrió de meningitis que le ocasionó perdida del 98% de la audición.

Gracias a su madre tuvo la tenacidad de salir adelante y hacer sus sueños realidad. Gloria Guzmán, su mamá, hizo todo lo posible para que Jennifer aprendiera desde pequeña a leer los labios y pudieran comunicarse.

Ella con con sabiduría y amor, le enseñó a su hija a reconocer las vibraciones de los sonidos y a imitarlos.

Jennifer, gracias a su inteligencia, aprendió a hablar sin oír y nunca se basó únicamente en el lenguaje de señas. “Mi mama quería que yo pudiera aprender a leer los labios para poder ser profesional”, cuenta la joven.

Ella terminó sus estudios escolares y tenía una meta: ser arquitecta

Después de dos años de esfuerzos, lo hizo realidad. Jennifer a los 24 años, se convertiría en la primera mujer sorda en obtener un grado de arquitectura en el país, pero tuvo que soportar muchas lagrimas, discriminación y rechazo. 

“Las personas piensan que una discapacidad es una enfermedad, no. No es una enfermedad, es una condición de vida. Puedo ser capaz de seguir adelante”, le dice a Caracol. 

Actualmente, Jennifer está estudiando una maestría en urbanismo en la Universidad Nacional de Colombia y está a punto de terminar la tesis.

Además, ella es conferencista internacional y recorre el mundo contando su historia de superación. Ha dictado conferencias en Chile, Colombia, Cuba, México, España y Estados Unidos. Jennifer habla de inclusión, discapacidad, mujeres, emprendimiento y liderazgo, entre otros muchos temas.

Por si fuera poco, habla distintos idiomas: Ella domina el español, inglés y francés, sabe un poco de sueco y está estudiando alemán. 

Aparte de todo esto, ella se encuentra trabajando en el IDU y es la emprendedora de la aplicación Connect City, que es una plataforma con la que se busca que personas en condición de discapacidad, puedan interactuar de manera más fácil con el espacio público de sus ciudades.

Definitivamente esta mujer es un ejemplo de vida, y logra hacer mucho más que personas que tienen los 5 sentidos bien puestos. 

Share
Categorías: Historias


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds