La Legislatura de Mendoza, Argentina, reconoció a una joven estudiante, Ana Giménez Pozzoli de 22 años de edad, por el desarrollo del programa “Duchas de Sol”, con el que pretende llevar agua caliente durante todo el año a familias humildes que no tienen acceso a ella, por medio de calentadores de agua solares, fabricados con productos reciclados.

Aunque la joven estudia Abogacía desde hace más de 7 años, también trabaja como voluntaria en proyectos que favorecen a los más necesitados. Ahora, junto con su padre Ángel Giménez, y 15 jóvenes que trabajan como voluntarios, desarrollan esta novedosa idea. 

Cabe destacar que la idea original fue de su padre, que en julio de 2017 quería brindar un servicio básico pero que fuera fabricado con los materiales más económicos posibles, y que se pudiera replicar en cualquier parte del mundo.

Estos calentadores son fabricados con dos baldes de pintura y 18 botellas pet de plástico, a las cuales se les coloca una lámina de plástico negro, y todo se sella con silicona.

Este sistema se llena de agua y con la ayuda del sol que incide en las botellas, calienta muy rápido gracias a las láminas negras.

Como el agua caliente es más densa que el agua fría, esta sube y presiona hacia abajo el agua fría, lo que completaría una vuelta dentro del sistema. 

De este modo, se logra que el agua alcance diferentes temperaturas dependiendo de la época del año. Por ejemplo, cuando se utiliza en verano, la temperatura del agua puede alcanzar los 45° y 55° centígrados, mientras que en invierno puede alcanzar hasta los 30° y 35° centígrados.

Así que en el verano se puede ahorrar hasta un 100%, ya que no se usa nada de energía eléctrica para calentar el agua, mientras que en el invierno se puede ahorrar hasta un 50%. Lo que es algo muy bueno para cualquier familia. 

Gran parte de los materiales con los que construyen los calentadores son reciclados, y para conseguirlos tienen el apoyo de distintas entidades que los donan.

La producción es rápida, ya que armarlo no demora más de 4 o 5 horas y el secado apenas tres días.

“Queremos ver de qué forma lo podemos financiar, porque si bien hay materiales reciclables, hay otros productos que se tienen que comprar. Además del calefón social hemos creado uno un poco más industrializado y tenemos la idea de ofrecerlo a un costo muy bajo a familias que tal vez necesiten economizar en energía pero no puedan comprar un calefón solar de vidrio”, dijo Ana a Diario Uno.

Lo mejor es que ya están dando resultado con las primeras entregas. Desde principios de marzo hasta la fecha llevan instalados 7 calentadores solares en el barrio Piedras Blancas, del piedemonte de Godoy Cruz. 

El proyecto denominado Ducha de Sol fue presentado por Ana en España a mediados de 2017 y luego, en ese mismo año, en el concurso nacional Mentes Transformadoras.

En ese último certamen, la joven fue galardonada y obtuvo un premio económico con el que pudo comenzar a fabricar los calentadores solares.

También obtuvo una distinción por la Legislatura de Mendoza junto con otros mendocinos en el programa Jóvenes Protagonistas 2018.

“Me gusta hacer hincapié en que hay muchas problemáticas sociales en el país y que tenemos que ayudarnos entre todos, no esperar mágicas soluciones”, dice Ana. “Las familias nos recibieron más que bien y nos dicen que somos la única forma de que a ellos alguien los ayude, porque a ellos no los escuchan, pero a nosotros que somos jóvenes, sí”, aseguró la futura abogada.

Share
Categorías: Mundo


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

DESTACADAS Ver más