Decora tu próxima fiesta con un centro de mesa comestible de verano que cualquiera pueda hacer y todo empieza con una sandía. La artista Liu Hanming, de Chiayi, Taiwán, talla patrones increíblemente complejos en frutas. Su lienzo de elección suele ser una sandía, donde tiene mucho espacio para tallar flores, corazones y prácticamente cualquier diseño bajo el sol.

A los 25 años de edad y con dos años de experiencia a sus espaldas, imparte clases regulares enseñando a la gente a hacer tallados de frutas. También hace esculturas personalizadas a pedido para banquetes de boda y otros eventos de celebración.

La noticia de su increíble trabajo ha atraído mucha cobertura de los medios de comunicación locales, e incluso se le otorgó el primer lugar en un reciente concurso de tallado de frutas en Taiwán.

Hay un gran número de otras frutas e incluso verduras que se prestan bien a este tipo de arte de la comida. Estoy seguro de que todos esperamos con interés Halloween no solo para los caramelos gratis y disfrazarse, sino también la emocionante actividad de “tallado de calabazas”.

Tanto niños como adultos pueden explorar su lado creativo tallando cuidadosamente diferentes formas y diseños en sus calabazas, tales como rostros aterradores con dientes, ojos y una nariz triangular. ¡Clásico!

Este tipo de arte en la actualidad no es ajeno al mundo culinario. Sí, bueno, este tipo de arte está empezando a disfrutar de una versión más nueva y refinada de sí mismo.

Desde entonces, los centros de mesa de frutas y vegetales elaborados. han dominado a las esculturas de hielo, pastelería, azúcar, chocolate y queso en algunas competencias internacionales, nacionales y regionales recientes patrocinadas por la Federación Culinaria Americana, la organización de chefs más grande del país. Podemos concluir que se ha convertido en “una cosa”.

Esta creciente forma de arte se está volviendo muy rentable ya que las empresas de catering, restaurantes e incluso resorts están pagando a los artistas al menos $750 dólares por hora por sus piezas.

Una pieza de fruta con una forma peculiar llamará la atención del artista y le sugerirá toda una escultura. Los talladores pasarán horas buscando una berenjena estrafalaria o un membrillo excepcional. “Es divertido caminar por el mercado de frutas y verduras y buscar cosas para tallar”, dijo Pam Maneeratana, escultora de un restaurante que posee con su esposo en Gainesville, Florida. “Miro los colores y las formas e imagino lo que puede llegar a ser algo cuando lo corte”.

A veces no es una sola fruta o verdura la que se usa para crear un diseño, en algunos casos las bayas y las uvas usualmente representan los capullos o centros de las flores. Las zanahorias y los pimientos de todo tipo acentúan las escenas florales o proporcionan los picos y las garras de los pájaros. Los frijoles secos y las semillas de papaya hacen los ojos de los animales. Las fibras de la calabaza espagueti podrían representar el cabello rubio de una mujer.

Como con cualquier otra forma de arte o creatividad, las posibilidades son infinitas y la belleza está en los ojos del espectador.

Mira el vídeo de abajo para ver tallar formas ágiles con un cuchillo de forma exacta.

videoPlayerId=a1627937e

Ad will display in 09 seconds
Share
Categorías: Vida


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

DESTACADAS Ver más