Brady nació en una alegre familia junto a otros cuatro hermanos, pero nunca fue realmente feliz.
Diana, su madre, notaba cómo batallaba con su vida diaria. Cuando Brady fue diagnosticado con autismo a la edad de cuatro años, a Diana se le rompió el corazón.


A pesar de todos los tratamientos que recibió para ayudarlo con su concentración y comunicación, no se observó mucha mejoría. Tuvo dificultades tanto en clase como en casa. Cada vez que salía a la calle con Brady, Diana temía que algo pudiera desencadenar un colapso.

Su vida era solitaria, ya que no podía compartir ni vincularse con los demás. Lo único que le daba consuelo era estar cerca de animales. Además, Brady desarrolló una severa intolerancia al gluten, que resultó en más miserias y restricciones.


Pero en 2013, todo comenzó a cambiar. Fue un punto de inflexión para toda la familia.
Diana encontró una disciplina de meditación llamada Falun Dafa. Una antigua práctica china de la Escuela Buda para la auto cultivación de la mente y el cuerpo, basada en los valores fundamentales de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

Inspirada por el principio de anteponer a los demás, Diana encontró la llave que podría cambiar a su familia, incluyendo a sus hijos. Pero tenía pocas esperanzas en Brady. La idea de poner a los demás en primer lugar no es algo que él lograba comprender. Ni sería lo suficientemente paciente para hacer los ejercicios.

Pensando que Brady sería el último en entender la práctica, le mostró los ejercicios primeramente a su hija de 6 años. Para su sorpresa, Brady comenzó a hacer los ejercicios, los cuales captaron su atención de inmediato.

Ahora, le encanta practicar Falun Dafa. También puso todo su corazón en leer Zhuan Falun, el libro principal de la disciplina.

La concentración y determinación de Brady cuando practica Falun Dafa, sorprendió mucho a Diana. Además, a los pocos meses de empezar, su severa intolerancia al gluten desapareció milagrosamente.

Brady ahora es capaz de comunicarse mucho mejor en la escuela, y la serenidad que encontró en la práctica lo ayuda a calmar su mente. Ya no se frustra cuando sus exigencias no se cumplen, y empezó a abrir su corazón a la gente que lo rodea. Se volvió contento, considerado y más social.

Parece que el libro Zhuan Falun fue capaz de llegar a su interior y generar un cambio. Su madre dijo: “Con las enseñanzas morales de Falun Dafa, mejoró su autocontrol y se volvió más consciente de sí mismo y hacia otras personas a su alrededor, incluyendo sus hermanos”.

Ahora es un chico feliz y contento, ahora puede vivir la vida como se debe vivir.

Las personas tienden a buscar soluciones externas para curar sus problemas físicos y mentales. Pero de acuerdo con esta antigua sabiduría, todos nuestros problemas mejorarán cuando busquemos internamente y mejoremos nuestro ser interior.

videoPlayerId=2303ad4fd

Ad will display in 09 seconds

Share
Categorías: Historias Reales


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

DESTACADAS Ver más