En Long valley, California, científicos descubrieron la presencia de una reserva de magma bajo tierra de aproximadamente 1.000 kilómetros cúbicos.

De acuerdo con la revista Geo Science World, Ashton Flinders, quien hace parte del Servicio geológico de Estados Unidos, fue quien descubrió el depósito de magma bajo la caldera.

“Si bien es imposible predecir cuándo sucederá” un fenómeno con tales características “es extremadamente improbable que tenga lugar una erupción de Long Valley a lo largo de nuestras vidas” declara Flinders.

Con el descubrimiento se han logrado obtener imágenes detalladas del lugar, sin embargo, aún no ha podido dar respuesta al inquietante fenómeno que se presenta desde 1798 en el que se produce una elevación del terreno que corresponde al valle ubicado al centro del volcán.

Según los análisis, hasta el momento no hay riesgo de que se produzca una erupción de gran magnitud en Long Valley, aún cuando el área contiene suficiente magma como para que se presentase tal panorama.

Los especialistas dieron con los resultados gracias a una supercomputadora de la NASA, con la cual capturaron imágenes en 3D en donde se puede ver el magma derretido que se encuentra debajo de la caldera.

Aproximadamente hace 760.000 años tomó lugar la erupción del supervolcán Long Valley el cual arrojó ceniza y ríos de lava a gran velocidad que se esparcieron a lo largo de decenas de kilómetros.

Share
Categorías: Naturaleza Noticias


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

DESTACADAS Ver más