Muchos pacientes odontológicos han enfrentado un problema que hasta ahora no tuvo solución: la capacidad de las bacterias para cavar debajo de los empastes dentales y causar la llamada caries recurrente. Y eso es lo que se propuso combatir un equipo de investigadores de la Universidad de Toronto, Canadá, al diseñar un material antimicrobiano que previene la aparición de nuevas cavidades debajo de los empastes, reporta Science Daily.

Los científicos crearon un material de empaste “inteligente“, hecho con partículas diminutas de fármacos antimicrobianos que se autoensamblan y concebido para crear una “línea de defensa” contra bacterias, según el profesor Ben Hatton.

Tradicionalmente, los dentistas han procurado incluir en el empaste fármacos suficientes para al menos unas pocas semanas. El equipo canadiense, en cambio, descubrió “una combinación de medicamentos y vidrio de sílice que se organizan a sí mismos, molécula por molécula, para maximizar la densidad del fármaco”, con lo cual es posible suministrar una cantidad suficiente “para durar años”, según el autor del estudio.

El profesor Yoav Finer precisó que las bacterias “atacan específicamente los márgenes restantes entre los empastes y el diente, para crear cavidades“, y aseguró que “al incorporar a esos materiales un suministro de sustancias antimicrobianas que duren años, se podría reducir enormemente este problema”.

El estudio que detalla el descubrimiento fue publicado en la revista Scientific Reports.

Share
Categorías: Mundo

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds

DESTACADAS Ver más