El paisaje de la naturaleza se despliega a través de la superficie terrestre en un rebosante espectáculo de magia. Escarpadas formaciones rocosas, bosques espesos de abundante vida, el sonido de las caudalosas cascadas en descenso.

En la naturaleza muchos lugares asombrosos son el resultado de los cambios que se generan en el intercambio de procesos químicos, bien sea en la atmósfera o en el interior de la tierra.

Uno de ellos resulta bastante llamativo, no solo porque resalta el fascinante grado de detalles inmersos en la naturaleza, sino porque además tiene características que pueden ser beneficiosas para el ser humano.

Hablamos de los termales, un fenómeno natural geotérmico que ha sido provechoso para el hombre debido a su contenido mineral ampliamente reconocido por sus beneficios para el cuerpo.

Cabe resaltar el proceso natural por el que se forman las aguas termales: se trata de aguas lluvia que quedan retenidas en la roca y luego se filtran a través de pequeñas fisuras alcanzando cámaras al interior de la tierra en donde la temperatura es muy alta.

El grado de minerales que contengan las aguas termales dependerá de las propiedades de la tierra de donde sale, de esa manera un baño termal puede traer beneficios para la salud sirviendo como un método terapéutico. La Organización Mundial de la Salud ha reconocido este punto desde 1986.

Particularmente en Islandia se encuentra el que podría considerarse como el jacuzzi más grande del mundo y no es nada raro, ya que este país es rico en volcanes, glaciares, cráteres, cascadas, coladas de lava, acantilados. No es muy difícil disfrutar de un buen baño termal en Islandia.

Más precisamente el lago azul o Blue lagoon, famoso porque su agua geotermal concentra una exclusiva mezcla de algas, ricas en sales y minerales, es un lugar bastante concurrido por turistas.

Este popular balneario fue descubierto a finales de los años setenta, y la principal característica que lo hizo reconocido, son sus exclentes propiedades para el tratamiento de la psoriasis.

Aunque es un lago es artificial, el agua que lo recubre viene directamente de la central geotérmica Svartsengi, que se encuentra a una distancia de aproximadamente 200 metros bajo tierra  y a una temperatura de 240 °C.

En el siguiente video podrás conocer todas las bondades de este paradisíaco lugar ubicado al oeste de Islandia, a 45 minutos de distancia de Reykjavik, que resalta a la vista por su hermoso balneario de grandes dimensiones y de un asombroso color azul lechoso.

videoPlayerId=19299ed2e

Ad will display in 09 seconds

Share
Categorías: Vida


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds