Los alimentos modificados genéticamente (GMO, por sus siglas en inglés), también conocidos como transgénicos, son aquellos productos comestibles basados en la modificación genética, hecha en laboratorio, en la que se le añade a una planta o animal, el gen de un organismo de otra especie. Es importante conocer la diferencia entre los alimentos transgénicos y los alimentos mejorados genéticamente, pues este es uno de los principales puntos de confusión.

Sunti / Shutterstock.com

Desde los inicios de la civilización humana, los agricultores y criadores han mejorado genéticamente sus cultivos y animales a través de los cruces selectivos, es decir, escoger a las mejores plantas o animales para reproducirlos y obtener mejores resultados.

En la actualidad, no hay un solo cultivo o animal utilizado por los seres humanos que sea 100% “natural”, al menos en el sentido de que a través de miles de años, los seres humanos han transformado plantas poco comestibles, como por ejemplo, el maíz antiguo que contaba apenas con una decena de granos por mazorca, a la gran variedad y eficiencia del maíz moderno. Pero hasta hace pocos años, estas transformaciones eran simples cruces entre una misma especie, los alimentos transgénicos son otra cosa muy diferente. Aunque, ¿son realmente tan malos como se dice?

Cherries / Shutterstock.com

El mundo está cada vez más poblado y se estima que para el 2050, será necesario producir un 70% más alimentos que en la actualidad, por lo tanto, los científicos dieron una solución: los cultivos GMO. Desde un punto de vista estrictamente productivo, son una gran opción, pues logran aumentar los rendimientos y disminuir los costos de producción, pero, ¿cuáles son los posibles riesgos para la salud de la familia y del ambiente?

Los riesgos de los transgénicos

Se ha reportado que muchas personas tienen alergia a estos alimentos, además de lo inciertas de que pueden ser las consecuencias de alterar el genoma de una especie al introducir ADN de otra distinta. De la misma forma, los ecologistas han mostrado preocupación por el hecho de que las semillas transgénicas pueden crear un desequilibrio ecológico en la naturaleza al introducir estas especies mutantes.

conejota / Shutterstock.com

Romrodphoto / Shutterstock.com

Lo importante es estar informado para poder elegir, pues decidir consumir o no los GMO, es una decisión familiar que debe ser hecha con los conocimientos necesarios. Esperamos que esta publicación sea de ayuda y esclarecimiento general para ayudar a que más personas se informen sobre este tema. ¡Compártela con tus seres queridos!

Fuentes: LivestrongILF Science.

 

Share
Categorías: Vida


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

DESTACADAS Ver más