Victoria es una abuela extraordinaria. Esperó a la jubilación para hacer lo que siempre quiso y ahora está probando con deportes extremos.

Quizás uno imagina que los abuelos son más tranquilos y sedentarios. Se los puede ver jugando a las cartas o tejiendo y cocinando algo rico para sus nietos. ¡Pero siempre hay excepciones!

Como lo es Victoria, de 67 años, que ha nadado con lobos marinos, hizo rafting y hasta se tiró en rapel.

En esta entrevista que podrán ver a continuación, Victoria está en Zárate (provincia de Buenos Aires, Argentina), ¡a punto de volar en parapente!

Llegando a los 70 años y sin complejo por la edad, esta abuela se jubiló a los 60 y comenzó con todos los desafíos para consigo misma que le habían quedado pendientes.

“Hasta ahora vengo ganando”, dijo Victoria sonriente en la entrevista a TN.

 “Mi abuela es super aventurera. No se queda quieta ningún momento. Su mayor don es que es buena. ¡Y entretenida!”, sumó su nieta en el relato.

Esta abuela eligió hacer los deportes extremos por cómo se siente, porque es algo diferente. “Cuando estoy arriba, siento que vuelo, que soy una pequeñez en el cielo”, describe de sus hazañas.

Victoria, que después de jubilarse había acumulado muchas ganas de hacer deportes extremos, se preguntaba: “¿Algún día me animaré a hacerlo?”.

Antes, las prioridades, las responsabilidades, la familia y el trabajo, la habían inhibido a probar hacerlo… pero cuando el tiempo se abrió a nuevas posibilidades, por fin pudo empezar a concretar sueños.

Les recomendamos que vean esta entrevista en la que todo es posible, a su debido tiempo y con la justa consideración de lo que debemos hacer primero… 

videoPlayerId=6a395ad08

Ad will display in 09 seconds

Share
Categorías: Entretenimiento


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds

DESTACADAS Ver más