Esta es una de las cosas más tristes que hemos visto, ya que no hay ningún grupo de animales que merezca sufrir de esta manera. La historia ocurre en China, donde 800 perros fueron cargados en un camión y apilados uno encima del otro, para poder ser transportados a un matadero local.

De acuerdo con los expertos que trabajan para la Humane Society International, este fue el envío más grande de perros que jamás hayan encontrado. Ninguno de estos pobres cachorros estaba siendo alimentado, algunas de las hembras estaban preñadas y los cuartos cercanos habían causado que algunos de los perros comenzaran a propagar enfermedades entre sí.

China es responsable de la muerte de hasta 10 millones de perros al año, ya que son recolectados y vendidos para su carne. Los perros que mueren son torturados, colgados e incluso electrocutados en algunos casos. Algunos de los cachorros son incluso cocinados mientras aún están vivos y las almas más desafortunadas son despellejadas mientras aún están respirando.

No hay manera que alguien pueda defender este tipo de comportamiento cruel y bárbaro. Esto es muy diferente a la forma en que la mayoría de los animales son cocinados para su carne y esta historia fue mucho más feliz que la mayoría, pues un grupo de amantes de los animales intervinieron para poner fin a la locura de una vez por todas.

Un hombre condujo su vehículo frente al camión lleno de perros y lo obligó a detenerse en medio del camino. A partir de ahí, las autoridades solicitaron los certificados sanitarios requeridos y ¿cuando no se presentaron? ¡Los conductores se vieron obligados a entregar los animales y admitir que fueron robados!

Qué gran final para una historia con un comienzo tan miserable. La prueba duró diez horas antes que el dueño finalmente admitiera no tener ningún certificado de salud y esto sirve como testimonio del poder de unirse para hacer lo correcto.

¡Estas personas son héroes y merecen ser tratados como tal!

Share
Categorías: Animales


Video Destacados

DESTACADAS Ver más