Un cierto grado de pérdida auditiva es casi inevitable con el envejecimiento. En la mayoría de los casos, las personas pierden la audición gradualmente debido a la exposición prolongada a ruidos fuertes o debido a otras causas. Pero en algunos casos, es posible que se pierda repentinamente (de una sola vez o en unos pocos días).

Se llama pérdida auditiva neurosensorial súbita (SSHL, por sus siglas en inglés) o simplemente sordera súbita. Generalmente afecta a un oído (en aproximadamente el 90% de los casos). En la mayoría de los casos (85-90%), la causa se desconoce.

Muchas personas con SSHL pueden recuperar parte o la mayor parte de su audición. Para obtener el mejor resultado posible, se debe buscar tratamiento tan pronto como se noten los síntomas.

Síntomas de la pérdida auditiva neurosensorial súbita

La disminución de la capacidad auditiva puede ir acompañada de los siguientes síntomas:

  • Zumbido en los oídos (tinnitus);
  • Mareos;
  • Problemas de equilibrio.

Causas de la pérdida auditiva neurosensorial súbita

En la mayoría de los casos, no se puede establecer la causa de la SSHL. Las causas conocidas de SSHL incluyen las siguientes:

  • Infecciones del oído;
  • Enfermedades infecciosas, incluyendo sarampión, paperas y sífilis;
    meningitis;
  • Enfermedades autoinmunes, incluyendo el lupus y el síndrome de Cogan;
  • Lesión en la cabeza u oreja;
  • Enfermedades neurológicas, como la esclerosis múltiple;
  • Enfermedad de Ménière;
  • Neuroma acústico (un tumor en el nervio acústico, responsable de la audición);
  • Ciertos medicamentos, incluyendo fármacos quimioterapéuticos, antibióticos y grandes dosis de aspirina;
  • Problemas con la circulación sanguínea.

Tratamiento de la pérdida auditiva neurosensorial súbita

Los tratamientos pueden incluir los siguientes:

  • Corticosteroides orales o inyectables para reducir la inflamación (utilizados comúnmente cuando se desconoce la causa de la SSHL);
  • Antibióticos, si el SSHL fue causado por una infección bacteriana;
  • Medicamentos inmunosupresores, si la causa es un trastorno autoinmune.

Si la pérdida de audición fue causada por el uso de ciertos medicamentos, es probable que tu médico cambie la dosis o te dé un medicamento diferente.

Cuanto antes empiece el tratamiento, mejores serán sus posibilidades de conservar la audición.

  Fuente: NIDCDHealthLineMayo ClinicWebMD.

Share
Categorías:Vida

Video